Pintura de fachadas de comunidades de propietarios en Sevilla, trabajos de calidad.

Cuando un particular, administrador de fincas o una comunidad de propietarios, decide pintar su fachada, debería contratar los servicios de un arquitecto técnico o de un profesional de la pintura para que les asesore. De no ser así, se corre el riesgo por desconocimiento, de contratar lo más barato. Los promotores suelen elegir esta opción. Es una pena, pero en el 80% de los casos, el presupuesto más barato, sale muy caro a medio plazo.
Dar dos manos de pintura a una fachada, dejarla bonita, y si se es medio curioso, dejarlo todo más o menos limpio, lo hace casi cualquiera, después se pone la mano y se cobra. Eso es lo que se contrata habitualmente cuando se ha elegido el presupuesto más barato. Después viene la realidad, la pintura se descascarilla, salen hongos y se pone todo negro, aparecen grietas, entra agua en las casas, el mortero se degrada y se cae… Es entonces cuando se llama a quien pintó la fachada y no responde. ¡Hemos tirado el dinero! Ahora tenemos que volver a pintar, pero sale más caro de lo que salía en un principio contratando a una empresa profesional, pues la fachada está peor que en un principio.
Un principio básico es contratar a una empresa profesional, con experiencia demostrable, con un listado de obras y referencias y que cumpla con todos los requisitos legales que debe de exigir:
En primer lugar, pida presupuestos por escrito, en los que le detallen, todo el proceso, con los pasos que se van a seguir, los tiempos de espera entre paso y paso, las cantidades de producto por metro cuadrado que van a aplicar en cada mano, las fichas técnicas de cada producto y los años de garantía que ofrecen. Estos presupuestos los ofrecen las empresas profesionales generalmente gratis y sin compromiso.
Le comentamos los procesos básicos que se deben de seguir para pintar una fachada, en los casos más habituales.
En el mejor de los casos, en los que el soporte está limpio y sano, solo sería necesario empezar rascando o cepillando los paramentos, eliminando restos de pinturas descascarilladas, abofadas o mal adheridas hasta conseguir un soporte libre de impurezas.
rehabilitacion
Reparación de pintura abofada
Pero una pintura de fachada de calidad como se debe de empezar es con la limpieza de toda la superficie con agua a presión, para eliminar las capas viejas y mal adheridas de pintura, aceites, grasas y polvo que puedan disminuir la adherencia en el resto del proceso. En caso de existir hongos, verdina o mohos, es conveniente aplicar un detergente anti-moho o hipoclorito rebajado en las superficies atacadas por hongos y mohos, para su desinfección y eliminación.
limpieza fachada
Limpieza de fachada con agua a presión
Muy importante y que se debería de hacer, en al menos el 80% de los casos, es aplicar una mano de imprimación de alta penetración para conseguir un soporte compacto y adherente.
imprimacion y pintura
Aplicación de imprimación de pintura
Reparación de micro-fisuras y pequeños desperfectos con masilla elástica con fibra para exteriores. También se pueden reparar grietas, de no mucha consideración, con masilla de poliuretano, y para grietas o fisuras más rebeldes aplicar vendas de malla de fibra de vidrio intercalada entre la 1ª y 2ª mano de pintura.
Aplicación de dos manos de pintura de exteriores (Revestimientos pétreos, acrílicas…) En caso de problemas de grietas, filtraciones o movimientos lo mejor es aplicar de dos manos de revestimiento elastómero para fachadas.
Todas las pinturas necesitan un tiempo mínimo y máximo de aplicación entre mano y mano, una proporción de agua diluida en la pintura, distinta en cada mano y un consumo por metro cuadrado (Kg/m2), todo esto figura en la ficha técnica del producto que elabora el fabricante y que se le debe de exigir al aplicador.
aplicacion pintura fachada
Aplicación de pintura a mano (rulo y brocha)
aplicacion pintura fachada
Aplicación pintura con máquina Air-less
En caso de que el soporte necesite albañilería previa, se debe de realizar un picado, saneado y cepillado del mortero disgregado, inestable, abofado o con peligro de desprenderse, hasta la eliminación total de la arenilla o polvo que reste adherencia al resto del proceso y posteriormente realizar un enfoscado con mortero tradicional o mortero de reparación, sin maestrear, a buena vista y fratasado de las zonas que lo necesiten.
rehabilitacion fachada
Enfoscado de desconchones
Recuerde esta máxima: «vale más un buen proceso de trabajo integral, realizando un buen tratamiento del soporte, como hemos descrito y aplicar una pintura de gama media o barata, que dar dos manos de la mejor pintura del mercado sin ningún tratamiento previo».
Esperamos que la información les haya sido de utilidad.
Andaluza Vertical